martes, 3 de julio de 2012

2-7-2012

Salir de casa, como cuando no querías salir de casa, no salir de casa y no habitarla. Despegar-------------------------aterrizar----------------------------Ver desde una pequeña ventanilla de avión a Ulises que camina confuso entre los aviones, sin rumbo por las pistas asfaltadas de aterrizaje. Lleva andrajos porque ha viajado durante años, porque ha amado a las más salvajes mujeres de países exóticos, porque ha olvidado a Penélope y ya no es consciente de su ser. Camina entre la estridencia de los motores sin escuchar el ruido. Nadie le mira porque no es, nadie piensa en su presencia porque no está, porque no forma parte del paisaje del aeropuerto. Lluvia, y dejar atrás los olores comunes y mezclarse sin pensar en nada desde un nuevo cuerpo que se funde en los circunstanciales porque como Ulises, ya no es. 

1 comentario:

Resistencias nulas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.