viernes, 6 de julio de 2012

5-7-2012


Parece que finalmente esta tarde un fantasma aterriza en mis manos y las encadena, un guardia me avisaba desde el puente, pero nunca pienso que es a mí y menos este tipo de visiones. Venía perdida entre las mentiras brillantes y nadie cantaba. De nuevo los autómatas se visten de gala y ruedan por las calles pulidas. Esta vez todo está recién estrenado. This isn´t London.
No quiero gritar entre las paradas de autobuses falsos, no quiero estrenar los adoquines gastados con mis gotas derretidas, no quiero mancharme la piel de nuevo con ácido sulfúrico y que haga surcos mi rostro y lo desfigure de lo remoto. No quiero estar aquí, contigo. Con ese tú que está en lo desgastado y que de nuevo nos acogota. I want to be free.
Vuelvo a casa, a la casa derruida donde no logró encontrarme pero de nuevo me orina. It doesn´t smell already.
-Tea, ¿dónde estás? Ya no te veo, Ulises me ha secuestrado y mis ojos no son ya mis ojos. Cabálgame el pecho para que me sienta en casa. 
Sus ojos me hablaban del vacío, del hogar sin lumbre, del refugio inhóspito que sería mi hogar.
-Come back, come back go home.
Y no volvió.

1 comentario:

Resistencias nulas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.