martes, 10 de abril de 2012

DESDIBUJADA





Mis límites corporales se van desdibujando en la ciudad. El perfil va de frente y no es posible mirarme a los ojos. Parece que la lluvia ha calado mi ropa y se deshace en desteñidos de yo misma. Parece que la lluvia... El suelo se va manchando de charcos de colores que huelen a días. El pasado también se ha escurrido y miro hacía un futuro imperfecto que nunca logré memorizar en la escuela. No hay hoy y en los minutos perdidos también se pinta el naranja de mi chaqueta.

2 comentarios:

Resistencias nulas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
la mujer del sombrero de ala ancha de caracol dijo...

...aguas retenidas en los resquicios de la ciudad.